Viajar a Dinamarca
Día 1 - Llegada a Copenhague
Llegamos a Copenhague una tarde estupenda de septiembre. Tras encontrar el sitio donde alojarnos, muy próximo a Tívoli, el parque de atracciones más antiguo de Europa, hicimos la primera toma de contacto con la ciudad.
Día 2 - Copenhague. Un paseo por Stroget
Habíamos planificado una jornada muy ajetreada para nuestro primer día completo en Dinamarca. Así que nada mejor que levantarse temprano y comenzar con un desayuno de campeonato, aunque no pudimos completar un morgen-complet o morgenmad casero, el desayuno típico danés: café, panes y bollos, mermelada, mantequilla, queso, embutidos y pasteles daneses.
Día 2 - Copenhague. Nyhavn y excursión por los canales
Llegamos a Nyhavn a primera hora de la mañana, con cielo despejado y la luz del sol dando color a este escenario tan pintoresco. No es extraño que quedáramos tan impresionados: el encanto del canal, las casas de colores, los barcos de madera atracados en los muelles...
Día 2 - Copenhague. Cambio de guardia en Amalienborg
Después de la pequeña excursión en barco llegamos al Palacio de Amalienborg justo antes del cambio de guardia. La verdad es que no lo teníamos planificado así, pero vale la pena verlo porque es bastante curioso. Así que si estás unos días en Copenhague, reserva un hueco a las 12:00 de la mañana para contemplar las maniobras de los soldados que forman parte de la Guardia Real danesa.
Día 2 - Copenhague. Frederiks Kirke. Marmorkirken
Tres de los monumentos más representativos de Copenhague se encuentran alineados: la Opera House, en la orilla opuesta del canal, el Palacio de Amalienborg y Frederiks Kirke, también conocida como Marmorkirken (la iglesia de mármol)
Día 2 - Copenhague. Kastellet y La Sirenita
Una vez visitado el Palacio de Amalienborg y Marmorkirken, volvemos a la orilla del canal, a Larsens Plads, que recorreremos en dirección norte hacia Kastellet, la ciudadela fortificada de Copenhague. Junto a esta construcción militar se encuentra la famosa estatua de La Sirenita.
Día 2 - Roskilde. Ciudad, museo de barcos vikingos y catedral
Roskilde se encuentra a poco más de 30 kilómetros de Copenhague. Es una ciudad tranquila y muy bonita, que cuenta además con dos importantes reclamos turísticos: la catedral y el museo de barcos vikingos.
Día 2 - Copenhague - Tivoli
De vuelta en Copenhague, a última hora de la tarde, nos vamos al Tivoli. Toca disfrutar en el parque de atracciones más antiguo de Europa.
Día 2 - Copenhague - Tivoli
A primera hora salimos en tren hacia Elsinor (Helsingør) para visitar el famoso Castillo de Kronborg, escenario del Hamlet de Shakespeare.
Día 3 - Camino de Odense
Comienza una nueva etapa del viaje. Objetivo: recorrer en coche la parte continental de Dinamarca, la península de Jutlandia (Jutland) pasando por Fionía (Funen).