Viajar a Dinamarca

Día 4 - Llegamos a Aarhus

Aarhus es la segunda ciudad más grande de Dinamarca y una de las más antiguas porque su origen se remonta al año 700. En la Universidad de Aarhus están matriculados más de 30.000 estudiantes, lo que supone más del 10% de la población de la ciudad.

Calles de Aarhus. Viaje a Dinamarca

Aarhus. Fuente:  en.wikipedia.org/wiki/File:Aarhus_cafes_and_bicycles.jpg

Subimos desde Faaborg (sur de Odense) con nuestro super coche alquilado, hacia el norte, camino de Aarhus.

El paso entre Fionia (Fyn) y Jutlandia se hace a través del puente Nye Lillebaeltsbro (New Little Belt Bridge) que cruza el estrecho Lillebaelt cerca de las ciudades de Kolding y Fredericia.

Puente Nye Lillebaeltsbro. Odense - Aarhus. Viaje a Dinamarca

El paso entre Fionia (Fyn) y Jutlandia se hace a través del puente Nye Lillebaeltsbro (New Little Belt Bridge) que cruza el estrecho Lillebaelt cerca de las ciudades de Kolding y Fredericia.

Antes de llegar a Kolding cogemos el desvío hacia la autovía E45 que nos llevará a Aarhus.

 

Ya por la E45, a poco más de 50 kilómetros de Aarhus, nos encontramos la ciudad de Horsens. Toca hacer parada para estirar las piernas y comprar algunas provisiones porque ya es seguro que llegaremos tarde a Aarhus y puede que no encontremos allí ninguna tienda abierta.

Horsens es una ciudad muy bonita y tranquila, que se encuentra justo al comienzo (o al final según se mire) del fiordo que lleva su mismo nombre. El nombre, por cierto, suena a 'horse', caballo en inglés. Buscando luego información sobre la ciudad descubrimos que en danés es prácticamente igual, 'hors', y Horsen deriva de hors-naes: horsenaes (territorio de caballos).

Horsens. Dinamarca. Viaje a Dinamarca

Dando alguna que otra vuelta con el coche llegamos a la avenida Niels Gyldings Gade y encontramos un supermercado bastante impresionante  de la cadena danesa Bilka. Así que entramos y nos dedicamos a cotillear productos, marcas,  la información de cajas y etiquetas (en danés, claro) y por supuesto compramos todo tipo de cosas innecesarias pero con aspecto delicioso.

Desde donde nos encontramos se ve la torre de una iglesia, así que guardamos todo en el coche y allá que vamos dando un paseo.

Horsens. Iglesia Vor Frelsers Kirke. Dinamarca. Viaje a Dinamarca

Seguimos dirección norte y a unos 400 metros damos con Norregade, que parece ser la calle de tiendas de Horsens. Hacia la izquierda (oeste) vemos la iglesia. Se trata de Vor Frelsers Kirke, una iglesia de estilo románico del siglo XIII.

Continuamos nuestro paseo por Norregade durante un rato y volvemos al coche para, a continuación, salir a la autovía y retomar el viaje hacia Aarhus.

En poco más de una hora hemos llegado a nuestro destino en Aarhus, un apartamento en la calle Norregade (¿cuántas calles Norregade habrá en Dinamarca?) muy cerca del campus de la Universidad de Aarhus y del puerto.

Aarhus. Apartamento. Viaje a Dinamarca

El apartamento es pequeñito pero muy bien aprovechado y con una decoración chulísima que lo hace muy acogedor. Está en el segundo piso, sobre una tienda de bicicletas.

Hacemos una cena rápida de bocadillos.. con acompañamiento de muchos de los enredos que compramos en Horsens, incluyendo unos yogures (gigantes) riquísimos.

Ya se ha hecho de noche y estamos agotados, es increíble lo que ha dado de sí el día, pero nos animamos a dar un paseo por Aarhus.

Salimos sin rumbo fijo, hacia las calles del centro histórico, que se encuentra relativamente cerca. No llegamos a ver la catedral, volvemos hacia el apartamento  y hacemos parada en un pub situado a escasos veinte metros del mismo, creo que se llamabaVores Sted.

Después de pedir unas cervezas nos dimos cuenta de que la mayoría de los clientes parecen los típicos moteros de Harley Davidson, como los hell angels americanos, pero en versión vikinga.. Que seguramente serían las personas más amables de Dinamarca, y estaban allí a lo suyo, sin ningún problema.. pero como no habíamos sido presentados, mejor hacer una pequeña retirada estratégica.

Así que directos a la cama con el nivel de energía rozando el cero.. y mañana nos espera otra maratón.