Viajar a Dinamarca

Día 2 - Roskilde. Ciudad, museo de barcos vikingos y catedral

Roskilde se encuentra a poco más de 30 kilómetros de Copenhague. Es una ciudad tranquila y muy bonita, que cuenta además con dos importantes reclamos turísticos: la catedral y el museo de barcos vikingos.

 

Catedral de Roskilde - Viaje a Dinamarca

Finalizada nuestra visita a Kastellet y la Sirenita, nos dirigimos a pie a la estación de tren de Osterport (está a unos 400m. de Kastellet), y subimos al tren en dirección a Roskilde.

En la guía de Dinamarca que utilizamos como referencia para planificar el viaje aparecía bastante información sobre Roskilde, incluyendo tres puntos de interés destacados:

  • La Catedral
  • El museo de barcos vikingos
  • Las "famosas calles de Roskilde"

Roskilde fue capital de Dinamarca hasta principios del siglo XV, y su catedral, Domkirke, del siglo XII, fue una de las primeras catedrales construidas con ladrillo y la única catedral de la isla de Zealand hasta el siglo XX.

Catedral de Roskilde - Viaje a Dinamarca

Esta Catedral de estilo gótico temprano ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Aparte de su interés arquitectónico, la Catedral tiene un gran simbolismo para los daneses, ya que desde alrededor del año 1400, alberga las tumbas de los miembros de la familia real fallecidos.

Hay visitas guiadas a la catedral a determinadas horas del día, pero dependen de la época del año. Conviene consultar previamente los horarios para optimizar la visita.

Más información sobre la Catedral de Roskilde

Desde la catedral nos dirigimos andando hacia el fiordo, en el que se encuentra el museo de barcos vikingos.

A mí personalmente me encantó la visita. En el museo se conservan los restos de barcos vikingos que se encontraron en el fondo del fiordo y que, al parecer, fueron hundidos por los propios habitantes de la ciudad para protegerse de un ataque por mar.

Roskilde - Museo de barcos vikingos - Viaje a Dinamarca

Estos restos tienen un gran valor histórico, pero quizás lo más espectacular son los barcos que se encuentran en el exterior del museo, que han sido construidos siguiendo las mismas técnicas que utilizaron originalmente los constructores vikingos.

Todas estas técnicas y mucha más información sobre los estudios realizados en el museo se pueden ver en los vídeos y material adicional que se muestra en el museo.

Sin duda es un lugar totalmente recomendable para visitar.

Volvemos a pie hacia el centro de Roskilde, ahora toca subir, ya que la ciudad se encuentra en una zona elevada con respecto al fiordo. Ya se va notando el cansancio acumulado del día, así que lo tomamos con calma.

Las "famosas calles de Roskilde" que recomendaba nuestra guía eran supuestamente unas calles empedradas con arquitectura típica danesa, casas pequeñas con fachadas de colores.. Pero ni rastro de ellas en el centro de Roskilde.

Preguntamos a varias personas y en algunas tiendas, mostrando las fotos que aparecían en la guía, pero nadie conocía la existencia de esas calles.

Así que nos dimos por vencido y decidimos dar un paseo por una avenida peatonal de Roskilde, llena de tiendas, cafeterías, terrazas.. y heladerías.

Calle peatonal de Roskilde. Viaje a Dinamarca

Y disfrutamos de unos helados gigantes cubiertos de trocitos de chocolate, caramelo y todo tipo de adornos hipercalóricos, sentados tranquilamente en una de las terrazas saboreando también los últimos rayos de sol de la tarde.

[ Siguiente parada: el Tivoli de Copenhague ]