Viajar a Dinamarca

Cruceros para conocer las capitales bálticas

Los cruceros son una forma ideal de conocer el norte de Europa y las capitales bálticas (Copenhague, Estocolmo, Helsinki, San Petersburgo..) en un único viaje. Hay bastantes opciones para elegir, echa un vistazo a nuestras recomendaciones por si te pueden servir de ayuda

 

Crucero por el Báltico. Cubierta con actividades

Foto: Joe deSousa (Public domain)

 

Como todo en esta vida, los circuitos en crucero tienen ventajas e inconvenientes. La principal desventaja, según se mire, es que estás condicionado a la ruta y horarios que sigue el barco. No hay mucho margen para improvisación aunque luego en cada parada se pueden hacer excursiones o podemos visitar la ciudad por nuestra cuenta.

Pero también tienen muchas ventajas. La primera es que desde el minuto cero estás disfrutando de las vacaciones, de la comodidad y servicios que incluye el propio barco, es como ir en una pequeña ciudad que tiene casi de todo para descansar o para estar entretenido, conocer gente, etc. No se pierde tiempo y energías conduciendo o desplazándote en transporte público de un lugar a otro.

Cruceros por el Báltico / capitales bálticas

Foto: Auburn Alumni Association (CC BY 2.0)

 

Es un tipo de viaje totalmente diferente. No tienes prácticamente que planificar nada y tampoco suele haber imprevistos o situaciones inesperadas que se pueden dar en un viaje que organizas por tu cuenta. Como digo, cada cosa tiene su encanto, sus pros y sus contras.

Los cruceros que vamos a comentar aquí son los que hacen circuitos por el Mar Báltico, que suelen incluir entre sus destinos Copenhague (Dinamarca), Estocolmo (Suecia), Helsinki (Finlandia), San Petersburgo (Rusia) y algunas otras ciudades dependiendo del paquete contratado, como Tallin (Estonia), Rostock (Alemania)... Algunos circuitos parten por ejemplo de Amsterdam (Holanda) o Southampton (Gran Bretaña)

 

Cruceros por el Báltico / capitales bálticas San Petersburgo

San Petersburgo. Foto: Christian Jiménez (CC BY 2.0)

 

Aquí tienes un montón de opciones para elegir cruceros por el Báltico, para diferentes fechas, duración, precio... Suelen tener buenas ofertas y permite contratar los vuelos aparte: 

Selección de cruceros por el Báltico

 

Consejos o recomendaciones para tener en cuenta a la hora de contratar y durante el crucero:

 

Sobre el precio de los cruceros

  • A primera vista los cruceros pueden parecer caros. Es importante ver qué incluye el precio y qué no incluye, pero hay que tener en cuenta que si hiciéramos el mismo circuito con vuelos + hotel + comida + imprevistos.. probablemente saldría más caro y sería más complicado coordinar todos los enlaces, etc.
  • Normalmente el precio incluye pensión completa (desayuno, comida y cena). También suele incluir muchas de las actividades de entretenimiento internas del barco.
  • Algunas actividades y algunos de los restaurantes del barco (especialidades) no entran dentro del precio inicial. Tampoco se suelen incluir las bebidas (se pagan aparte) aunque puede haber paquetes de 'todo incluido', esto dependerá del paquete en concreto que contratemos
  • Mira si las tasas de embarque están incluidas o no en el precio inicial, ya que pueden suponer un porcentaje importante del precio total
  • Algo que choca mucho, al menos en la cultura española, es que en el barco te suelen hacer un cargo inicial con las propinas correspondientes a todo el viaje (calcula unos 10-15 euros por noche y persona, pero depende de cada crucero)
  • Las excursiones organizadas por el barco no están incluidas normalmente en el precio inicial. Son opcionales. Ten cuenta que el precio de estas excursiones suele ser superior a si se hicieran a través de una empresa externa, pero por otra parte también es importante controlar muy bien los horarios, porque el crucero no espera. Es decir, la excursión 'oficial' del barco te da más tranquilidad por el hecho de que te asegura el cumplimiento de horarios de regreso al barco. Otra opción es hacer la visita a la ciudad por nuestra cuenta.
  • Los vuelos a la ciudad de partida del crucero normalmente no están incluidos. Por ejemplo si el crucero sale desde Copenhague, el vuelo de ida y vuelta hasta Copenhague no entraría dentro del precio del crucero.
  • En algunos cruceros te dan una especie de tarjeta de crédito propia con la que haces todos los pagos dentro del barco (para los servicios no incluidos). Cuidado con tirar de tarjeta porque luego vienen los sustos.

 

Tipo de camarote y situación del mismo

En la actualidad, un crucero moderno es más un hotel que un barco. Hay diferentes tipo de camarotes o cabinas (habitaciones para entendernos) que se distinguen por su tamaño y por su situación.

En cuanto al tamaño del camarote, cuanto más grande lógicamente más caro, igual que ocurre con las habitaciones de hotel.

En cuanto a la situación dentro del barco, normalmente los camarotes exteriores (con ventana al mar) suelen ser más caros. En algunos barcos hay también exteriores con balcón, que también son más caros. Puede haber bastante diferencia de precios.

  • Ten en cuenta que la mayor parte del tiempo la pasarás haciendo actividades, descansando en cubierta, en la piscina, en el bar, etc. Es decir, el camarote sólo se utiliza para dormir (bueno para más cosas.. pero no para estar todo el día encerrado). Tienes que valorar si vale la pena invertir más en uno exterior. Si es tu primer crucero quizás sí valga la pena, por tener esa experiencia, pero en general la vida dentro del crucero se va a desarrollar fuera del camarote.
  • En algunos barcos puede ocurrir que en algunas cabinas exteriores la ventana coincida justo con la ubicación de botes de salvamento o de otros elementos del barco que van situados en el costado.
  • En los cruceros modernos se nota muy poco el balanceo del mar. De todas formas, si eres propenso al mareo la mejor situación (más estable) es en la zona central del barco y en las cubiertas inferiores.
  • También en barcos antiguos se solía filtrar algo de ruido de los motores en los camarotes situados en las cubiertas inferiores de la popa (parte de atrás del barco). En los barcos modernos toda esa parte está bastante bien insonorizada.
  • Si puedes, evita los camarotes situados cerca de las zonas de más ajetreo del barco, por ejemplo la zona de gimnasio / actividades deportivas / jogging... 

 

Excursiones y visitas a las ciudades de destino

  • Puedes planificar las visitas previamente, antes de comenzar el crucero. Mira los puntos de interés de la ciudad, horarios de apertura y cierre (por ejemplo de museos), y el tipo de transporte que puedes usar para hacerte una planificación de horarios.  Si no te interesan las excursiones que te proponen desde el barco puedes hacer una visita por tu cuenta.
  • Si haces amistad con gente del barco os podéis organizar mejor para usar transportes y compartir gastos (taxi por ejemplo, o contratar guías turísticos...)
  • Muchos viajeros contratan las excursiones a empresas externas o a través de agencias de viaje. Esto supone normalmente un ahorro importante porque el precio de las excursiones 'oficiales' suele ser bastante más caro. Pero ten en cuenta que desde el barco se da prioridad a sus propias excursiones, por ejemplo a la hora de desembarcar posiblemente darán prioridad a los pasajeros que tienen contratada la excursión y a veces se demora bastante hasta que desembarcan los demás pasajeros
  • Si prefieres asegurar, las excursiones organizadas por el barco suelen visitar los puntos de interés más demandados y tienen perfectamente planificados los tiempos y además no corres riesgos de llegar tarde y ver que el barco ha zarpado sin ti. Estas excursiones suelen ser bastante completas, la única pega es el precio.
  • Tanto en las excursiones 'oficiales' como en las externas siempre se acaba parando, misteriosamente, en alguna tienda de souvenirs, regalos o gastronomía local donde los turistas gastan sus euros tan a gusto.
  • Por cierto, se puede pagar con tarjeta de crédito prácticamente para casi todo lo que necesitemos fuera del bargo, también en muchos sitios con euros, pero puede que demos justo con una tienda o un servicio que no acepte tarjeta y tampoco acepte euros. Puede ser una buena idea llevar algo de efectivo en coronas danesas, coronas suecas, rublos, etc. Normalmente en el puerto, cerca de donde atraca el barco suele haber oficinas de cambio de divisas y permiten cambiar pequeñas cantidades. En algunos barcos también hay oficicinas de cambio o servicio similar. En las ciudades europeas se puede sacar directamente dinero (coronas por ejemplo) de los cajeros con la tarjeta. En Rusia creo que no o al menos no es tan sencillo. Lo que no es recomendable es cambiar divisas en puestos callejeros o si alguien te aborda por la calle.

 

Documentación y otros

 

  • Importante leer las normas y recomendaciones tanto de la agencia como de la naviera (empresa responsable del barco) para llevar la documentación necesaria y evitar problemas en destino.
  • Ten en cuenta que en la mayoría de los casos es imprescindible tener los billetes (ticket oficial emitido por la naviera) para acceder al barco. No vale con el resguardo de la reserva hecha en la agencia. Los billetes los envía normalmente la naviera al cliente varios días antes de la fecha de embarque.
  • En casi todos los cruceros por el Báltico se hace parada en San Petersburgo (Rusia) con lo que es necesario el pasaporte en regla para todos los pasajeros.
  • A la hora de hacer la reserva normalmente se exigen los nombres y apellidos de todos los viajeros. Verifica que  coinciden exactamente con los que aparecen en vuestros pasaportes para evitar problemas.
  • Para entrar en Rusia (visita a San Petersburgo, que por otra parte es uno de los lugares por los que vale la pena hacer estos circuitos) es necesario llevar encima, además del pasaporte, la tarjeta de inmigración, que es un impreso que hay que rellenar antes y que proporcionan en el barco, por ejemplo el día antes de llegar a territorio ruso. También hay que llevar una especie de certificado que acredita que estás participando en una excursión turística (voucher). Todo esto lo tiene ya organizado el personal del barco y no debería haber problema. Recuerda llevar toda esta documentación encima a las excursiones.
  • Si eres español, en las ciudades europeas en principio no hace falta ir con pasaporte, vale con el documento de identidad
  • Lleva siempre los teléfonos de contacto del barco por si ocurre cualquier cosa durante la excursión o si visitas por tu cuenta la ciudad.
  • También es buena idea tener anotados los teléfonos de las embajadas o consulados en las diferentes ciudades que vamos a visitar.
  • Dependiendo del paquete que contrates puede que esté incluido el seguro médico (seguro de viaje) o no. Es interesante llevar siempre algún tipo de seguro de viaje. Suele ser relativamente barato y da bastante tranquilidad. En el caso de España, tiene acuerdos con otros países para cuestiones médicas a través de la Tarjeta Sanitaria Europea, pero de todas formas el seguro de viaje suele cubrir otros imprevistos.
  • Guarda todos los comprobantes de pago y contratos, ya sea a través de una agencia física o si lo haces a través de internet, los billetes, tickets de excursiones y servicios contratados a bordo. Por si hubiera algún problema en el futuro, tener toda la documentación para posibles reclamaciones, etc.

 

Selección de cruceros por el Báltico